SALSA DE YOGUR PARA ENSALADAS ~ Recetas saludables

¡Muy buenas chiquitines! ¿Qué tal va la semana? Yo sigo con mis problemas de salud que ya vienen siendo habituales desde Octubre... :( Pero no nos amarguemos, porque hoy os traigo una receta súper rápida y sencilla para aliñar vuestras ensaladas, ¡o lo que os apetezca!.

Hace ya algún tiempo que me di cuenta de por qué muchas veces resulta difícil para algunas personas comer hortalizas y verduras, y resulta que en la mayoría de los casos estoy segura de que es porque no les gusta su sabor. Pues bien, para eso están las salsas. Un error muy común en nuestra sociedad es creer que tan sólo existen salsas a base de tomate frito o de grasa, las cuales, efectivamente, no van a resultar del todo saludables.

Por ello me he propuesto probar yo misma diferentes salsas y mostraros las que me gustan y/o utilizo en mi día a día, para resolver este problema tan básico que tenemos algunos.

La salsa de la que os voy a hablar se me ocurrió hacerla por mi cuenta. Soy consciente de que existe la salsa de yogur, y de que seguramente existan muchas formas de prepararla, pero yo junté los siguientes ingredientes, y la verdad es que está espectacular:

-Yogur natural [preferiblemente desnatado si se quieren evitar grasas saturadas, ya que añadiremos monoinsaturadas (¡bieeeen!)].
- Aceite de oliva virgen (y si es extra, mejor): más o menos lo mismo que le echaríamos a la ensalada normalmente.
- Vinagre/limón (en función de gustos)
- Perejil
- Cúrcuma
- Pimienta negra (1/3 de la cantidad que hemos añadido de cúrcuma, aproximadamente)
- Pizca de sal (no es necesaria)

*Las cantidades varían en función de el tamaño de ensalada y de gustos, por lo que no he querido poner nada específico.

Una vez esté todo bien emulsionado, probamos por si nos hemos pasado o quedado cortos con algún ingrediente, y si nos gusta añadimos a la ensalada. Tengo que decir que aunque parezca muy fuerte al probarla, con la mezcla de la ensalada se suaviza el sabor.
Yo suelo utilizarlo en una ensalada que me encanta hacer con lechuga, tomate, cebolla, y caballa enlatada* y en ocasiones añado un pelín de queso en polvo (con el rallador).

*CONSEJO: Utilizo caballa (pescado azul: ¡rico en grasas poliinsaturadas!) en lugar de atún  porque este es un pescado más grande, por lo que retiene más cantidad de tóxicos y metales en su grasa.


Espero que os haya resultado útil y que os sepan muuuuy ricas vuestras ensaladas con esta salsa. ¡Hasta pronto pequeñuelos!

Entradas populares de este blog

DIY: CARNAVAL. Orejas de leopardo (disfraz).

RESEÑA + OPINIÓN: "La obsesión del millonario" ~ J.S.Scott

REBAJAS VERANO 2015 ~ MUST HAVES